Cargando contenido

Una luz abajo


Bienvenidos a la sinrazón2009
21
Abr

Bienvenidos a la sinrazón

El pasado jueves 16 de abril se estrenó “La Silibararera”, el último espectáculo de la compañía elnacionalNOensvol. Una experiencia teatral recomendable que, a diferencia de muchas otras obras que copan la cartelera barcelonesa, no agota al público, sino que lo refresca.

Por Carlos Be


¡Compártelo!




Se dice que todo tiene su razón de ser y el elnacionalNOensvol prefiere ignorarlo. Por completo. Bienvenidos a la sinrazón, parece proclamar el trío de actores que corretean rápidamente, de un sketch a otro, sin perder el equilibrio sobre sus zapatos de tacón de aguja. En este transitar sobre el vacío, que no renuncia al humor ni a la proximidad del público, es donde reside la genialidad de “La Silibararera”.



Desde el primer momento, el pianista Óscar Machancoses y los actores Òscar Castellví –cóver de Albert Prat–, Sergi Vallès y David Verdaguer sacrifican en escena su sentido del ridículo. Logran ganarse así, desde la vulnerabilidad, la simpatía del espectador, que los admira al tiempo que los compadece. Por desgracia no pude asistir al estreno de la obra, pero al día siguiente no quise perdérmela. Existe la creencia, entre la gente de teatro, que la segunda función siempre resulta peor que la primera. Pues bien, el estreno debió ser francamente espectacular porque la segunda función alcanzó, sin lugar a dudas, su propósito: entretener y hacer reír, y no sólo durante la representación, también más allá de los aplausos, cuando los actores ya no están presentes y la gente, de camino hacia la salida, avanza a pasos cortitos, como si no quisieran marcharse del teatro.



Con el enigmático nombre de “La Silibararera”, elnacionalNOensvol presenta su sexto montaje, una propuesta arriesgada y articulada con éxito de principio a fin. La dirección corre a cargo de Ester Nadal y Txema Stamfford, y el marco para este ejercicio poético lo ofrece el Teatre Gaudí Barcelona, una sala de reciente apertura con una declaración de intenciones más que honesta: «No queremos demostrar nada. Ni descubrir nada. Ni ser progenitores de nada. Proponemos, sosegadamente, obras escénicas que disfrutar.» Y “La Silibararera” se convierte en su mejor ejemplo.



“La Silibararera” puede verse en el Teatre Gaudí Barcelona hasta el 7 de junio. Más información: www.teatregaudibarcelona.com



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.